El Taller

Free Social Icons Set

Presentación

No todos los guitarreros que en  épocas anteriores  dieron prestigio y renombre a esta singular profesión  ni tampoco parte de los actuales procedían ni proceden de familias de guitarreros. Unos venían de la ebanistería o la carpintería, los mas, y otros de profesiones totalmente ajenas  sin relación aparente alguna con la luthiería, pero con un elemento en común: la pasión por los instrumentos musicales. No hay herencia sino exclusivamente la vocación y la irrefrenable pasión por la investigación. Es mi caso.


Las nuevas tecnologías en la comunicación  nos permiten una estrecha relación con los guitarreros de todo el mundo, traspasando fronteras y compartiendo conocimientos. Lejos queda el oscurantismo de algunos viejos guitarreros, a veces ilustres, que cerraban las puertas de sus talleres a cal y canto para evitar las miradas de los curiosos, como si la sensibilidad de artesano o artista pudiera ser copiada con una simple ojeada . Pioneros en esta nueva forma de entender la vida, con su generosa proyección hacia los demás fue José Luis Romanillos con sus publicaciones y enseñanzas a través de cursos, como el gran guitarrero y buen amigo cordobés afincado en Cádiz Rafael López Porras, con sus cursos de verano y siempre abierto a cualquier consulta que le pudieran hacer desde cualquier rincón del mundo.

 

Icons Club

Biografía

Me llamo Arturo Rueda Garés (Arturo Garés como guitarrero) y provengo de la arquitectura técnica que no he dejado de ejercer en los últimos treinta y cinco años alternándola en perfecta sintonía con la actividad guitarrera, una como vocación y la segunda como pasión. Si aparentemente no hay relación mi opinión es que sí la hay, sobre todo en el comportamiento estructural del instrumento y en el análisis de los esfuerzos que se producen. Nunca me planteé que los instrumentos que salieran de mis manos después de tantas horas de trabajo, ilusiones e impaciencia controlada pasasen a manos distintas de las de mis propios hijos pero el espacio siempre es limitado y a pesar de que no construyo más de cuatro instrumentos al año están comenzando a desbordarme y pidiéndome a voces la emancipación, como si de hijos se tratara, y tener la oportunidad de levantar su voz fuera del silencio del taller donde vieron la luz. Nada más que eso.

 

 

El Taller

Está situado en un pequeño  pueblo de la provincia de Córdoba, Monturque, en el mismo corazón de Andalucía, en un montículo que le da nombre y ocupa la tercera planta de una edificación rehabilitada junto a la plaza principal, donde se respira la paz y el silencio. Desde arriba, la campiña cordobesa se abre a la vista con sus olivares y viñedos y el torreón iluminado del castillo como único paisaje. No necesito mas.

 

Las maderas

Al ser muy limitada la producción no preciso de un gran almacenaje sino el justo para que las maderas sequen y se estabilicen en las mejores condiciones de humedad y temperatura, siempre bajo control. El tiempo de secado varía en función de la densidad pero nunca utilizo un pino abeto con menos de cinco años de curado ni una dalbergia con menos de ocho, lo que no impide que por diversos medios (todos legales) haya conseguido maderas de hasta cuarenta años de curado. Instrumentos muy especiales así lo demandan.
Solo utilizo maderas exóticas de gran belleza y calidad tímbrica, desde el abeto alemán y pino rojo canadiense(cedro) para las tapas armónicas como el palosanto de la India, Palosanto de Madagascar, Cocobolo, Ziricote, Palo Violeta, Arce rizado y ojo de perdiz o Ciprés para los aros y fondos.El palo rojo, nogal, Imbuia y otras descansan desde hace años esperando que algún día decida hacer un instrumento  más austero en su presentación externa. La decoración, cuando se pretende que sea esmerada te exige tiempo y te lleva a buscar las maderas más exclusivas y los juegos más espectaculares para que realmente sean únicos. Eso es todo.

Full Reviw on best bokkmakers by http://artbetting.net/
Download Premium Templates
Bookmaker No1 in The UK - William Hill by w.artbetting.net